“Los demonios han sido, desde el principio de los tiempos, imágenes encarnadas de la fuerza impía de lo natural y lo sobrenatural. Todo aquello que nos induce a errar, a desviar el camino, a entregarnos a nuestro Yo más primitivo y desalmado.
Hoy me lo cuestiono. ¿Y si somos nosotros mismos reflejados en un espejo?, ¿y si el alma y sus recónditos confines guardan toda esa impureza que adjudicamos a seres fantásticos y ajenos a nosotros?.
El hombre es su propio demonio. Los Nuevos Demonios son los que nosotros forjamos, no son fantasía, no son alegoría, no son la influencias externa que azarosamente flexiona la virtud y seduce con maldad.
Los demonios somos nosotros. Somos nuestro peor enemigo”.

Opening

 

Fotos por German Rigol.

Leave a Reply

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.