“I WAS HERE! (¡Yo estuve aquí!), en el argot de escribir graffiti viene a ser “yo pasé por este lugar y dejé un signo de existencia”. Lo mismo ocurre en la pintura. Los cuadros que hoy presenciamos es donde los pintores volcaron su esencia, su ahínco, su detrito, en un momento de su existencia terrestre. Este ansia por perpetuar algún rastro en nuestro paso por la vida, creando pirámides colosales, grabando el nombre en piedra, en cemento fresco, en una lápida, rascando con una llave, haciendo tags con un rotulador o pintando sobre lienzo, es algo innato en todos nosotros. Todos ellos signos de existencia que resaltan esa manía humana de dejar algo de nuestro tránsito para un después desconocido e inevitable. Hay mucha poesia en ese gesto.

En esta exposición nos veremos todos, dentro de 100 años sólo quedarán los cuadros. Ellos serán los que miren con los ojos huecos del pintor a los otros. Esa “porción física” legada es… ¡una jugarreta al tiempo!, ¡un guiño a la muerte y a la eternidad!.” (Fasim)

“Fasim para mi es el maestro de maestros.
Padre del graffiti en Barcelona.
Uno de los pioneros que pasaron del graffiti a la pintura.”
SIXEART

“Mas que una frase lo diría en una palabra muy especial que a mi Fasim y su obra siempre me han transmitido… VITALIDAD!!”
SUSO33

“Que nadie se lleve a engaño.
Detrás de esa apariencia de niño malo, moderno y “graffitero”, se esconde un clásico, un tipo antiguo, un hombre del pretérito, un artista de los que hoy en día escasean. Fasim es un bohemio a la antigua usanza, uno de esos poetas borrachos de arte, un atormentado, un romántico más propio del XIX que del XXI, un pordiosero de las musas capaz de vender sus ropas por un pedazo de papel y un lápiz.
Ahora que todo es mentira, Fasim es un tipo auténtico, noble, pobre, sincero, inexacto, imperfecto, pretérito. Un niño que le ha tocado vivir un presente de hombres “listos” que son cada vez más incultos y ciegos. En un pasado y un presente donde no se reconoce a los genios hasta una vez muertos, el futuro es el pretérito imperfecto.”
KIKU MISTU

“Fasim lo sabe. ¡Fasim es el Puente!
Fasim no pinta, ¡Fasim vive!
Fasim es la fruta de la boda entre esos colores vivos del graffiti tradicional y la plástica física de la textura de la tierra, la que hizo la pintura catalana.
Fasim vive entre el pasado y el futuro, ¡Fasim vive en el presente!
¡VIVA FASIM!”
POPAY

Opening

 

Fotografías tomadas el día de la inauguración en Montana gallery Barcelona. Patrocinada por Montana Colors y Moritz.

Fotos por Laura Chacon.

Patrocinado por:

patro